5 siglos de fe y amor su bellaza intacta
El Hermano Nectario María (1960), afirma: “La Imagen del Valle de Margarita es, sin duda alguna, la más antigua de las devotas imágenes de Nuestra Señora veneradas en todo el territorio venezolano…Si tenemos la plena y absoluta certeza de que la Imagen de Nuestra Señora del Valle, que entonces designaban de la Purísima, llegó al principio a la isla de Cubagua, no hemos podido fijar la fecha exacta de su arribo a esta isla; presumimos, sin embargo, que haya sido anterior al año de 1530”
 
La Imagen de la Virgen fue desde entonces venerada y su culto fue poco a poco en aumento, pues muchos vecindarios, que lo habían sido de Cubagua, sentíanse satisfechos al ver que la Sagrada Imagen les había acompañado en su traslado a la Isla de Margarita. Empezarían a llamarla primero la Virgen que está en el Valle, después Virgen de El Valle, hasta que adquirió su advocación definitiva Nuestra Señora del Valle o Virgen del Valle.
 
Está querida advocacion de nuestra señora del valle, es muy conocida no solo por sus milagros sino también por sus características artísticas con su dulce y tierna mirada, rostro angelical, que con sus ojos da esa paz amor y tranquilidad que tanto necesita aquel que a ella acude, y sus manos juntas en posición de oración continúa al padre creador, nos evoca a una dulce doncella, sin mancha de pecado, que con un si generoso, humilde y sencillo, acepto la voluntad de Dios.