Evangelización

La Pastoral de la Comunicación, tiene el deber de monitorear y orientar a la reflexión del buen uso de los medios y las plataformas digitales, como en los medios de comunicación laical, presentando una ventana de diálogo y no sólo de publicaciones, es decir que desde nuestro espacio digital y en los medios convencionales debemos dialogar y compartir por el bien común de los hermanos, tal como lo indica la Doctrina Social de Iglesia.

Las Pastoral de la comunicación Parroquia Basílica Nuestra Señora del Valle, se funda en el año 2018, con el objetivo de ser un enlace a todos los organismos que integran la diócesis de Margarita y fuera de sus periferias, favoreciendo el diálogo y el intercambio de información de manera eficiente para el establecimiento de relaciones armoniosas, centradas y cimentadas en los valores de la iglesia católica y los signos del amor cristiano en comunión con el párroco.

Asimismo se encarga de la divulgación de la Buena Nueva de nuestro Señor Jesucristo, a través de los medios de comunicación, plataformas digitales y medios seculares, con sentido de responsabilidad social y ética, para la difusión del mensaje evangelizador.

Organización de promoción y asistencia de la Iglesia Católica que fomenta la caridad y está al servicio de los más pobres y sus comunidades cristianas. Es una institución sin fines de lucro, no gubernamental y tiene personalidad jurídica propia.

Realiza sus servicios conociendo de forma cercana y profunda las realidades de exclusión, pobreza e injusticia que impiden el desarrollo pleno de todo el potencial de nuestra gente.

Cada parroquia es un punto para actuar a favor de quienes más lo necesitan. Y nuestra comunidad parroquial no es la excepción; por eso en el año 2018, luego de aproximadamente 20 años de estar inactiva, este servicio se retoma en la Basílica Nuestra Señora del Valle.

Pastoral Familiar en general busca impulsar, promover y apoyar la evangelización integral de las familias, para que vivan su identidad y misión, como parte de la sociedad y de la Iglesia, según el proyecto de Dios, a partir de la propia experiencia de comunión familiar (Iglesia Doméstica) siendo así formadores de Valores Humanos y Cristianos.

Lo conforma el párroco junto con algunos fieles (matrimonios que representen los distintos tiempos de la familia), dispuestos a desarrollar la pastoral familiar en la parroquia. No se trata de multiplicar reuniones, sino ser una Pastoral diferenciada, preventiva, emergente, progresiva y permanente (DNPF. 603 – 608) La Pastoral Familiar incluye y desea lo siguiente EVANGELIZAR a la Familia con la Familia y para la Familia. OFRECER instrumentos necesarios para la formación y promoción de la familia. ENTREGAR orientaciones para la vivencia y misión familiar. LLEVAR a todos la BUENA NUEVA del Sacramento del Matrimonio. TRANSFORMAR la sociedad por medio de la evangelización humana y cristiana.

Actualmente la Pastoral Familiar es coordinada por el Párroco y rector de la Basílica, fundándose en el año 2018, con el objetivo central, de evangelizar a la familia. Es decir, la Pastoral Familiar es una acción organizada y planificada, que se realiza en la Iglesia y como Iglesia, por medio de agentes específicos, capaces de ofrecer los instrumentos necesarios para la formación de la familia. Parte del objetivo es ofrecer orientaciones en la vivencia familiar, para llevar a todos la Buena Nueva del Sacramento de Matrimonio, para transformar la sociedad por obra de la evangelización humana y cristiana, así como para defender y promover la vida y el amor, como valores esenciales de la dignidad humana.

Tiene como misión orar y vivir por los desafíos de la humanidad que preocupan al Papa (intenciones) a través de su red de oración. Son claves para la oración y misión de este apostolado. Su visión es ser apóstoles en la vida diaria, a través de un camino espiritual llamado “camino del corazón”,  que transforma la manera de ser de sus integrantes al servicio de Cristo.

En el año 1970, nace esta inquietud, en la Curia Juvenil de la Legión de María, en virtud de la reorganización del Praesidium Nuestra Señora del Valle. Dicha Brigada funcionó durante tres años consecutivos ç, prestando colaboración al Cuerpo de Bomberos y al Grupo Scout, que eran los encargados del resguardo de las actividades del Templo.

Al tomar posesión de la Parroquia Natividad de Nuestra Señora del Valle del Espíritu Santo, el Presbítero Carlos Romero, en el año 1980, en virtud de la cercanía de las festividades de Nuestra Madre del Valle, conjuntamente con un grupo de personas comprometidas con la Iglesia, crean la Junta de Apoyo y con ella organizan “LA BRIGADA DE ORDEN” con el objetivo de mantener el orden, la disciplina e impartir normas de conducta y seguridad a los visitantes durante las festividades de la Virgen o cuando se crea conveniente, según las necesidades de la Iglesia.

La conforman personas de ambos sexos, en su mayoría nativos o residenciados en El Valle del Espíritu Santo, los cuales tienen como identificación una franela blanca con letras azules (Brigada de Orden Iglesia) y un distintivo.

Los integrantes de la Brigada están dirigidos por dos coordinadores, nombrados por la Junta de Apoyo, todos bajo la autoridad del Párroco.

Con motivo de la celebración de las “Bodas de Diamante de la Coronación Canónica de la Virgen del Valle”, la brigada de Orden dependerá de la Comisión de Seguridad y Prevención, organizada por la Junta de Apoyo, y tendrá como responsables a los señores Pedro Ramón Vásquez, Pedro Claver Cedeño, Pedro Marcano, un representante de la Armada Venezolana y uno de todos los organismos de Seguridad del Estado.

Junta de Apoyo

La junta de apoyo de la parroquia nuestra señora del valle, es una organización al servicio de la iglesia y de la comunidad del pueblo del Valle del Espíritu Santo.

Si buscamos su origen, nos encontramos con la inquietud y preocupación de un sacerdote que, al tomar posesión de su ministerio, se preocupa de todas las actividades propias del Párroco y en aquellas en que necesita ayuda debe orientarlas y asesorarlas, dentro de la Comunidad  la cual sirve; para este propósito, en el año 1980, el presbítero Carlos Romero se comunicó con un grupo de personas con motivo de la proximidad de las festividades de Nuestra del Valle, donde nos hizo del conocimiento de sus metas y de la ayuda y colaboración que requería, pero sobre todo, deseaba un equipo de personas que trabajáramos por la parroquia.

En el grupo de parroquianos que nos reuníamos originalmente, algunos nos han abandonado por motivos superiores, pero también otros se han incorporado, y en la actualidad estamos comprometidos en un solo trabajo.

La integración de la Junta de Apoyo, ha sido el propósito de varios hombres y mujeres, unos nativos del Valle del Espíritu Santo y otros no, pero todos fusionados en un solo interés. Anualmente se hace un diagnóstico de la situación, no solamente con motivo de las festividades de la Virgen; también se analizan otras actividades resaltantes tanto religiosas y de otros ordenes, que beneficien al pueblo o comunidad; en todos estos casos nos proponemos objetivos y metas a cumplir, los cuales cada comisión de miembros, se encarga de ejecutar y así en las reuniones subsiguientes vamos analizando, evaluando o en su defecto, corrigiendo.

Asociación civil Palmeros de la Basílica Nuestra Señora del Valle 

Esta asociación nace a los pies del altar mayor de la Basílica Menor de Nuestra Señora del Valle, en el mes de febrero de 2001, cuando para aquel entonces el rector de la Basílica le manifiesta a Pedro Marcano que debía reunirse con el director del Instituto Nacional de Parques, en la ciudad de Porlamar, inquietud que fue manifestada en la reunión de la Brigada Conservacionista Santiago Mariño, que para la época eran los encargados de llevar la palma desde del Cerro Copey hasta la Iglesia de El Valle.

Da sus primeros pasos el 19 de marzo, en el sector Buena Vista, Caja de Agua, siempre bajo el brazo tutelar de la Iglesia representada por el rector de la Basílica y las directrices del Instituto Nacional de Parques (INPARQUE), con la asesoría de la superintendente del Parque Nacional Cerro Copey hoy Jóvito Villalba, y su cuerpo de Guarda Parques y con la debida autorización de su director regional, dado estos pasos se empezaron las reuniones en el Parador Turístico Caja de Agua, con la presencia de Pedro José Marcano, Narciso Emilio Suniaga, Humberto Silva, Valentín Gómez, José Isabel Marcano, Vicente Cardona, Nicolás Rojas, Asunción León, Humberto Rosario, Raumil Guerra, Jesús Marcano, Francisco Caraballo y Alexis Luna, de donde salió un comité organizador integrado por Pedro Marcano, Narciso Suniaga y Humberto Silva, así continuaron reuniéndose los fines de semana hasta perfeccionar lo que es hoy la asociación.

La cual presidió Pedro Marcano como Coordinador General, Humberto Silva, coordinador de Ambiente, Jesús Marcano, coordinador de secretaria, Francisco Caraballo, coordinador de Tesorería, Alexis Luna Coordinador de relaciones públicas, Pedro Aliendres, Coordinador de Salud, Asunción León, coordinador de logística, Humberto Rosario, coordinador de Disciplina, Robert Marcano, asesor legal, Rogerth Faneitte, Asesor eclesiástico y como vocales Raumil Guerra, Vicente Cardona, José Isabel Marcano, realizando su primera poda en El Cerro Grande, por la popular “Pica del Leñatero”.