Arturo Millán

Destacado orfebre de la Isla de Margarita, nació en Altagracia, municipio Gómez, pero desde temprana edad se radico en el Valle de San Juan Bautista, donde comenzó sus primeros pasos en esta noble labor de la orfebrería, como parte de la herencia familiar, hasta crecer y convertirse en un gran profesional a pulso del oro y la plata.

A lo largo de sus Años, el Señor Antonio, ha sido participe de muchos reconocimientos donde destacan El sol de oro, hijo adoptivo de Porlamar y elogios por muchas empresas, amigos y testimonios que lo hacen merecedor de elogios por su gran labor. Este margariteño, lleno de recuerdos, hacedor de múltiples trabajos en oro y piedras preciosas, que todos reconocen por su entrega, está convencido de la importancia en cuanto a vocación, amor y pasión se le ponga al trabajo, elementos claves para que fluyan todas las ideas.

Desde los 8 años de edad, esta inmiscuido en su taller, haciendo piezas, cadenas, esclavas, zarcillos, inclusive un réplica del puente sobre el Rio Apure, en oro, como promeso de un devoto, además de anillos y pectorales episcopales. En los años 50, por su amistad con monseñor Crisanto Mata Cova (+), le permitió realizar trabajos a representantes de nuestra iglesia Venezolana, destacando pectorales de consagración de un número importante de Obispos.

Ha tenido el honor de fabricar hermosas coronas que luce Nuestra Señora Del Valle. En el momento que le fue robada de su sien, la corona de la Santísima Virgen, Antonio Millán, le ofreció, personalmente, confeccionarle una replica de la original, logro reunir el oro más dorado y las piedras más preciosas, la cual fue bendecida y utilizada en la Celebración de las bodas de diamantes, por los 75 años de su Coronación Canónica.

Toda esta vida de esfuerzo y coincidencias, han dado a Antonio Millán, el valor y autenticidad de ser margariteño, que gracias a hombres como él, nuestra historia e idiosincrasia se mantiene viva en nuestra tierra, esta hermosa Isla que resguarda a la perla más preciosa, la Virgen bonita, Nuestra Señora Del Valle.